Alimentación animal

Introducción

La alimentación animal segura es importante para la salud de los animales, el medio ambiente y la seguridad de los alimentos de origen animal. Hay muchos ejemplos de la estrecha relación entre la seguridad de la alimentación animal y los alimentos que comemos. Por ejemplo, en 2001 se prohibió la harina de carne y huesos procedente de mamíferos (HCH) en la alimentación de animales de granja en la UE porque se asoció a la propagación de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) en el ganado vacuno y la carne infectada con EEB se asoció a la variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (vECJ) en los seres humanos.

Lo que los agricultores dan de comer al ganado depende de diversos factores, como las especies y la edad de los animales, el tipo de alimentos producidos, como carne, leche o huevos, el precio, la disponibilidad y el valor nutritivo de los distintos piensos y factores geográficos, como el tipo de suelo y el clima. Los tipos de piensos incluyen forrajes, como heno, paja, ensilado, aceites y cereales, y productos manufacturados que generalmente son mezclas compuestas de materiales para piensos que pueden contener aditivos.

Aditivos para piensos

Los aditivos para piensos desempeñan un papel importante en la agricultura moderna y constituyen el centro de atención del marco reglamentario de la UE. Se trata de productos que se utilizan en la alimentación animal para mejorar las características de los piensos, por ejemplo para mejorar el sabor o para hacer que los materiales para piensos se digieran mejor. A menudo se utilizan en la producción agrícola intensiva a gran escala. Las empresas que deseen introducir un aditivo para piensos en el mercado de la UE deben obtener una autorización previa. En el marco de este proceso, la EFSA evalúa la seguridad y la eficacia de cada aditivo y comprueba los efectos adversos en la salud humana y animal y en el medio ambiente; véase más adelante.

Los aditivos para piensos incluyen los siguientes:

  • Aditivos tecnológicos, por ejemplo, conservantes, antioxidantes, emulsionantes, agentes estabilizantes, reguladores de acidez, aditivos de ensilado
  • Aditivos sensoriales, por ejemplo, aromas, colorantes
  • Aditivos nutricionales, por ejemplo, vitaminas, aminoácidos, oligoelementos
  • Aditivos zootécnicos, por ejemplo, digestivos, estabilizadores de la flora intestinal
  • Coccidiostatos e histomonostatos

Legislación de la UE

La legislación europea sobre piensos para animales establece un marco para garantizar que los piensos no presenten ningún peligro para la salud humana o animal ni para el medio ambiente. Incluye normas sobre la circulación y el uso de materiales para piensos, requisitos para la higiene de los piensos, normas sobre sustancias indeseables en la alimentación animal, legislación sobre alimentos y piensos modificados genéticamente y condiciones para el uso de aditivos en la alimentación animal.

Papel de la EFSA en la evaluación de los aditivos para piensos

La EFSA desempeña un papel esencial en la prestación de asesoramiento científico independiente para respaldar el proceso de autorización de aditivos para piensos. La Comisión Técnica de Aditivos y Productos o Sustancias Utilizados en los Piensos para Animales de la EFSA (FEEDAP) lleva a cabo este trabajo. Junto con la Comisión Europea, la Comisión Técnica realiza una evaluación de cada nuevo aditivo presentado para su autorización. Las empresas que deseen comercializar un aditivo específico en la UE deben presentar una solicitud con información sobre la identidad del aditivo, sus condiciones de utilización, los métodos de control y los datos que demuestren su eficacia y seguridad.

La Comisión Técnica FEEDAP revisa esta información y examina la eficacia y la seguridad del aditivo en términos de salud animal y humana, así como para el medio ambiente, incluidos los residuos en el suelo, las aguas subterráneas y las aguas superficiales. En paralelo, el Laboratorio de Referencia de la Unión Europea para Aditivos para Piensos evalúa los métodos analíticos utilizados para determinar la presencia del aditivo en el pienso y sus posibles residuos en los alimentos.

Si el dictamen de la EFSA es favorable, la Comisión Europea elabora un proyecto de Reglamento para autorizar el aditivo, en un procedimiento en el que participan los Estados miembros representados en el Comité permanente de la cadena alimentaria y la salud animal - Alimentación animal. Las autorizaciones se conceden para especies animales o condiciones de utilización específicas y se limitan a periodos de diez años que pueden renovarse.

Los colorantes utilizados como aditivos alimentarios también pueden estar autorizados para su uso como aditivos para piensos. La evaluación de la seguridad de los aditivos alimentarios y para piensos la llevan a cabo distintas Comisiones Técnicas Científicas en la EFSA, y los requisitos en materia de datos difieren debido a que los marcos reglamentarios de los dos ámbitos son independientes. No obstante, las Comisiones Técnicas de la EFSA coordinan su trabajo científico para garantizar la coherencia en sus métodos de evaluación del riesgo y la consideración de la información científica disponible en estos campos.

Otros trabajos de la EFSA sobre alimentación animal

Otras Comisiones Técnicas de la EFSA llevan a cabo asimismo evaluaciones del riesgo relativos a la alimentación animal en sus ámbitos de especialización. Esto incluye la contaminación de piensos para animales por sustancias reguladas por la legislación de la UE y cuestiones como la contaminación cruzada de piensos por coccidiostáticos (Comisión Técnica CONTAM). También incluye el uso de OMG en piensos o como alimentación animal (Comisión Técnica GMO) y cuestiones relacionadas con los materiales prohibidos para la alimentación animal en virtud de las normas sobre EET/EEB (Comisión Técnica BIOHAZ).

Contaminación por Gosipol en la alimentación animal – Comisión Técnica CONTAM

El gosipol es un compuesto de defensa producido por plantas de algodón contra plagas. Como las semillas de algodón son ricas en aceite y proteínas, a menudo se utilizan como complementos alimenticios. Sin embargo, el gosipol figura como sustancia indeseable en la alimentación animal y sus niveles están regulados en el Anexo I de la Directiva 2002/32/CE de la UE.

La Comisión Europea solicitó a la Comisión Técnica CONTAM de la EFSA que evaluara los riesgos para la salud de los animales por la presencia de gosipol libre –la forma fácilmente extraíble de gosipol– en los piensos. La Comisión Técnica también valoró los riesgos para la salud humana asociados al consumo de productos de origen animal que contienen residuos de gosipol.

El principal órgano diana de la toxicidad del gosipol tras la exposición a largo plazo en mamíferos, incluidos los seres humanos, es el testículo con reducción de la producción y la motilidad de los espermatozoides. El dictamen, adoptado en diciembre de 2008, llegó a la conclusión de que los animales monogástricos, como los cerdos y los conejos, son las especies más sensibles a la toxicidad por gosipol, mientras que los rumiantes son más tolerantes.

No se dispone de datos sobre el contenido de gosipol en piensos y la transmisión a productos de origen animal. No obstante, las importaciones de semillas de algodón en la UE han disminuido en los últimos años y se utilizan relativamente poco como pienso. Por otra parte, el procesamiento de semillas de algodón comerciales utilizando calor y vapor, una práctica común en la UE, reduce considerablemente los niveles de gosipol. La Comisión Técnica CONTAM llegó a la conclusión de que los niveles máximos legislados de gosipol en los piensos no producirían ningún efecto adverso en la salud animal. Del mismo modo, los residuos en productos animales serían muy improbables y no afectarían a la salud humana. Para ampliar la información, consúltese: Dictamen sobre el gosipol como sustancia indeseable en la alimentación animal.

Contaminación por mercurio en la alimentación animal - Comisión Técnica CONTAM

En febrero de 2008, la Comisión Técnica CONTAM adoptó un dictamen sobre la presencia de mercurio en piensos para animales. El mercurio es un elemento natural que se libera al medio ambiente a partir de diversas fuentes, incluidas las actividades humanas. El metilmercurio es el compuesto de mercurio orgánico más común en el medio ambiente. Se bioacumula y biomagnifica a lo largo de la cadena alimentaria, sobre todo en la cadena alimentaria acuática, y se absorbe fácilmente en el tracto gastrointestinal de animales y seres humanos, lo que puede causar lesión renal y afectar al desarrollo neurológico.

La fuente más frecuente de mercurio en los piensos para animales es la harina de pescado, un suplemento rico en proteínas producido a partir de los residuos de pesquerías o peces no aptos para el consumo humano. La Comisión Técnica determinó que la gran mayoría de las muestras de piensos analizadas en los Estados miembros tenían concentraciones por debajo de los límites máximos establecidos en la legislación de la UE. Es poco probable que los animales domésticos más sensibles a la toxicidad del metilmercurio (gato y visón) se expongan a niveles tóxicos a través de la alimentación comercial. La Comisión Técnica también observó que los niveles más altos de mercurio notificados en el salmón de cultivo se sitúan aproximadamente cinco veces por debajo del límite máximo establecido en la UE para garantizar la seguridad de los consumidores. Para ampliar la información, consúltese: Dictamen sobre el mercurio como sustancia indeseable en la alimentación animal.

Riesgos de EET derivados de alimentar a rumiantes con harina de pescado - Comisión Técnica BIOHAZ

Una de las tareas de la Comisión Técnica BIOHAZ es asesorar a los gestores del riesgo sobre cuestiones relativas a EET/EEB, incluidos los factores científicos que sustentan las normas de la UE relativas a los materiales cuya inclusión en la alimentación animal está prohibida. La harina de pescado se prohibió en los piensos para rumiantes en el marco de las normas de EET debido a las dificultades para detectar harina de carne y huesos en los piensos que contienen harina de pescado en caso de producirse contaminación cruzada. En febrero de 2007, la EFSA emitió un dictamen en respuesta al Parlamento Europeo sobre el estado de la cuestión por lo que respecta a los riesgos para la salud derivados de alimentar a rumiantes con harina de pescado en relación con la EET y si ello podría tener consecuencias negativas en términos de salud pública. La solicitud se refería al proceso de revisión de las normas de la UE, en el marco del cual los gestores del riesgo estaban considerando la posibilidad de permitir la alimentación de rumiantes jóvenes con harina de pescado e introducir un nivel de tolerancia a la harina de pescado en la alimentación del ganado adulto en condiciones estrictas. Para ampliar la información, consúltese: Dictamen sobre la evaluación del riesgo para la salud derivados de alimentar a rumiantes con harina de pescado en relación con el riesgo de EET.

Evaluación de impacto ambiental de los aditivos para piensos: Comisión Técnica FEEDAP

Los aditivos para piensos se utilizan a menudo en la producción agrícola intensiva durante periodos prolongados, y muchos se excretan fácilmente en el entorno circundante. La evaluación del posible impacto ambiental es, por tanto, una parte importante del proceso de evaluación del riesgo. En marzo de 2007, la Comisión Técnica FEEDAP adoptó un dictamen sobre el desarrollo de un enfoque científico armonizado para evaluar tales riesgos para el medio ambiente. Propuso una metodología para predecir las concentraciones de aditivos para piensos en animales que tiene en cuenta las prácticas agrícolas y de acuicultura actuales en la UE. Antes de la adopción del documento se consultó a la industria, las asociaciones sectoriales, las autoridades nacionales e internacionales de seguridad alimentaria y a expertos en evaluación del riesgo. La propuesta de la EFSA se presentó a la Comisión Europea para su uso en la elaboración de nuevos documentos de orientación sobre la evaluación del riesgo de los aditivos para piensos, que es responsabilidad del Comité Permanente de la Cadena Alimentaria y la Sanidad Animal. Para ampliar la información, consúltese: Dictamen sobre el desarrollo de un enfoque para la evaluación de impacto ambiental derivados de los aditivos, productos y sustancias utilizados en la alimentación animal.

Evaluación del riesgo derivado de piensos modificados genéticamente - Comisión Técnica GMO

Muchas de las solicitudes de OMG evaluadas por la EFSA están destinadas principalmente a la alimentación animal, por ejemplo, las solicitudes relativas a diversos tipos de maíz y soja modificada genéticamente. Los piensos para animales elaborados con OMG o que contienen OMG están regulados en la UE por la Directiva 2001/18/CE sobre la liberación intencional en el medio ambiente de OMG y por el Reglamento (CE) n.º 1829/2003 sobre alimentos y piensos modificados genéticamente. Las empresas que soliciten la introducción de un OMG en el mercado de la UE deben especificar en el alcance de la solicitud si está destinado al uso en alimentos o piensos para animales, así como otros usos como importación, procesamiento o cultivo. Se presenta de manera transparente en la información que la EFSA publica sobre las solicitudes de OMG que recibe. En sus evaluaciones del riesgo, la Comisión Técnica GMO examina lo siguiente:

  • la caracterización molecular del producto modificado genéticamente, teniendo en cuenta las características del organismo donante y del organismo receptor;
  • las características composicionales, nutricionales y agronómicas del producto modificado genéticamente;
  • la posible toxicidad y alergenicidad del producto modificado genéticamente;
  • el posible impacto en el medio ambiente tras una liberación intencional del producto modificado genéticamente.

La EFSA también ha recibido una serie de solicitudes relativas a aditivos para piensos producidos a partir de microorganismos modificados genéticamente, como los preparados enzimáticos Natuphos® (3-fitasa), Phyzyme XP (6-fitasa) y Phytase SP 1002 (3-fitasa). La Comisión Técnica GMO ha emitido dictámenes conjuntos con la Comisión Técnica FEEDAP sobre la seguridad y la eficacia de estos aditivos para piensos.

Colaborar

17 Noviembre 2020 a 19 Noviembre 2020
Parma, Italy

Inscripción disponible próximamente

Enlaces relacionados

Publicado

18 Marzo 2020 a 20 Marzo 2020
Parma