Resistencia a los antimicrobianos

Introducción

Los antimicrobianos, como los antibióticos, son sustancias que se utilizan para destruir microorganismos o para impedir su crecimiento y multiplicación. Se utilizan habitualmente en medicina humana y veterinaria para tratar una amplia variedad de enfermedades infecciosas.

La resistencia a los antimicrobianos (RAM) se refiere a la capacidad de los microorganismos para soportar tratamientos antimicrobianos. El uso excesivo o indebido de antibióticos se ha relacionado con la aparición y la propagación de microorganismos resistentes a ellos, lo que hace que el tratamiento sea ineficaz y supone un riesgo grave para la salud pública. Un ejemplo bien conocido de una bacteria que ha adquirido resistencia a múltiples antibióticos es el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM).

Las bacterias resistentes pueden propagarse por muchas vías. Cuando la RMA se produce en bacterias zoonóticasAdjetivo que califica las enfermedades e infecciones que pueden transmitirse entre animales y seres humanos. presentes en animales y productos alimenticios, también puede comprometer el tratamiento eficaz de las enfermedades infecciosas en los seres humanos.

En el ámbito de la seguridad alimentaria, los responsables de la formulación de políticas deben proteger a los consumidores de los riesgos relacionados con la cadena alimentaria y establecer las mejores opciones de control para reducir tales riesgos. Los científicos y los responsables de las evaluaciones del riesgo están examinando los factores que pueden dar lugar a la presencia de bacterias resistentes a los antimicrobianos en alimentos y animales para proporcionar el asesoramiento científico apropiado a los responsables de la toma de decisiones.

 Resistencia a los antimicrobianos en Europa
Infografía interactiva: Resistencia a los antimicrobianos en Europa:

Hitos

La EFSA está trabajando con los principales agentes de la UE para reducir la resistencia a los antimicrobianos

Octubre de 2017 – La EFSA, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) establecen un conjunto de indicadores para ayudar a los Estados miembros de la UE a evaluar sus progresos en la reducción del uso de antimicrobianos.

Julio de 2017 – Un informe de la EFSA, la EMA y el ECDC presenta nuevos datos sobre el consumo y la resistencia a los antibióticos, en el que se refleja un mejor seguimiento en toda Europa. El informe confirma la relación entre el consumo de antibióticos y la resistencia a los antibióticos tanto en seres humanos como en animales productores de alimentos.

Enero de 2017 – Expertos de la EFSA y la EMA revisan las medidas adoptadas en la UE para reducir el uso de antimicrobianos en animales y subrayan que no existe una solución idónea para todos los casos. Las estrategias que tienen éxito aplican un enfoque integrado y polifacético que tiene en cuenta el sistema local de producción ganadera e implica a todas las partes interesadas pertinentes.

Infografía interactiva: ¿Cómo podemos reducir la utilización de antimicrobianos en animales productores de alimentos?
 
Infografía interactiva: ¿Cómo podemos reducir la utilización de antimicrobianos en animales productores de alimentos?
 

Enero de 2015 – La EFSA, el ECDC y la EMA publican el primer análisis integrado de datos de seres humanos y animales. Llegan a la conclusión de que la utilización de determinados antimicrobianos en animales y seres humanos está asociada a la resistencia.

2011 Desde 2011 la EFSA y el ECDC han elaborado un informe conjunto sobre la RAM en bacterias zoonóticas que afectan a seres humanos, animales y productos alimenticios. Este informe anual supone una importante contribución al trabajo que se está llevando a cabo a escala europea y apoya a la Comisión Europea en el desarrollo de propuestas para combatir la RAM.

Noviembre de 2009 – La EFSA, el ECDC, la EMA y el Comité Científico de los Riesgos Sanitarios Emergentes y Recientemente Identificados (CCRSERI) de la Comisión Europea publican un dictamen científico conjunto sobre la RAM centrado en las infecciones que pueden transmitirse a los seres humanos a partir de animales y alimentos (es decir, enfermedades zoonóticas).

Marzo de 2009 – La EFSA evalúa la importancia para la salud pública del Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM) en animales y alimentos. Llega a la conclusión de que el SARM asociado al ganado representa solo una pequeña proporción de todas las infecciones de SARM notificadas en la UE, con diferencias significativas entre los Estados miembros.

Abril de 2008 – Los expertos de la EFSA examinan cómo los alimentos pueden convertirse en un vehículo para transmitir a los seres humanos bacterias resistentes y hace recomendaciones para prevenir y controlar la transmisión. La EFSA publica otras especificaciones para el seguimiento armonizado de la RAM en Escherichia coli y enterococos en animales y alimentos.

2007 – La EFSA publica especificaciones para el seguimiento armonizado de la resistencia a los antimicrobianos en dos bacterias zoonóticas importantes, Salmonella y Campylobacter, detectadas en animales y alimentos.

El papel de la EFSA

La EFSA presta apoyo y asesoramiento científicos independientes a los gestores del riesgo sobre los riesgos para la salud humana y animal relacionados con la posible aparición, propagación y transferencia de la RAM en la cadena alimentaria y en animales. La EFSA adopta un enfoque integrado de su trabajo sobre la resistencia a los antimicrobianos en el que participan varios de sus Comisiones Técnicas Científicas y Unidades Científicas, ya que supone un motivo de preocupación para el conjunto de la cadena alimentaria.

En su trabajo, la Autoridad colabora estrechamente con otros organismos competentes de la UE, como el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Control y análisis de la resistencia a los antimicrobianos en la cadena alimentaria

La EFSA vigila y analiza la situación de la RAM en alimentos y animales en toda Europa. La Autoridad cuenta con la asistencia de la Red de datos de seguimiento de zoonosis, una red paneuropea de representantes nacionales y organizaciones internacionales que ayudan a la EFSA recogiendo y compartiendo información sobre enfermedades zoonóticas en sus respectivos países.

Sobre la base de los datos recopilados por los Estados miembros de la UE, la EFSA elabora, en colaboración con el ECDC, informes resumidos anuales de la Unión Europea sobre infecciones zoonóticas, brotes de origen alimentario y RAM que ilustran la evolución de la situación en Europa. La EFSA publica también informes de estudios de referencia sobre la prevalencia de la resistencia a los antimicrobianos en la UE en poblaciones específicas de animales, por ejemplo, SARM en cerdos, y ofrece orientación a las autoridades nacionales sobre cómo llevar a cabo sus actividades de seguimiento y notificación.

Las Comisiones Técnicas Científicas de la EFSA revisan los informes anuales y formulan recomendaciones sobre medidas de prevención y reducción.

Evaluaciones del riesgo y recomendaciones

Las Comisiones Técnicas Científicas de la EFSA valoran los riesgos de resistencia a los antimicrobianos y ofrecen asesoramiento científico sobre las opciones de control a petición de los gestores del riesgo o por iniciativa propia. Este trabajo ha incluido evaluaciones del riesgo por parte de la Comisión Técnica de Factores de Peligro Biológicos sobre la resistencia a los antimicrobianos en la cadena alimentaria y de los piensos y la importancia para la salud pública del SARM en animales y alimentos centrándose en el tipo específico de SARM presente en animales productores de alimentos. La Comisión Técnica de Aditivos y Productos o Sustancias Utilizados en los Piensos para Animales evalúa la seguridad de los aditivos para piensos, incluidos los riesgos relacionados con la resistencia a los antibióticos cuando intervienen microorganismos.

Marco de la UE

Para hacer frente a la resistencia a los antimicrobianos, es necesario un enfoque integral y multisectorial en el que participen muchos sectores diferentes (medicina humana, veterinaria, investigación, cría de animales, agricultura, medio ambiente, comercio y comunicación).

En junio de 2017, la Comisión adoptó el EU One Health Action Plan against AMR (Plan único de acción sanitaria contra la RAM), a petición de los Estados miembros en las conclusiones del Consejo del 17 de junio de 2016. Se basa en el plan de acción de 2011, su evaluación, los comentarios recibidos sobre una hoja de ruta de la Comisión Europea sobre la RAM y una consulta pública.

Existen varias medidas de gestión de riesgos para combatir la RAM relacionadas con la cadena alimentaria. La legislación de la UE sobre enfermedades zoonóticas transmitidas por los alimentos –enfermedades o infecciones animales transmisibles entre animales y seres humanos– obliga a los Estados miembros a vigilar las tendencias de la RAM en zoonosisAdjetivo que califica las enfermedades e infecciones que pueden transmitirse entre animales y seres humanos. y otros agentes que puedan representar una amenaza para la salud pública.

A escala internacional, los países cooperan a través de un Grupo de Trabajo Intergubernamental sobre la RAM que depende de la Comisión del Codex Alimentarius. La UE y Estados Unidos también han creado un grupo de trabajo transatlántico sobre temas relacionados con la RAM.

Publicado