Xylella fastidiosa

Introducción

La Xylella fastidiosa es un patógeno vegetal bacteriano transmitido por vectores y asociado a enfermedades graves en una amplia variedad de plantas. Causa la enfermedad de Pierce en la uva, que es un problema importante para los productores de vino de los Estados Unidos y Sudamérica. La X. fastidiosa se detectó en olivos de la región italiana meridional de Apulia en octubre de 2013; se trata de la primera vez que se notificó la presencia de la bacteria en la Unión Europea. Desde entonces también se ha notificado su presencia en Francia, España y Alemania. Se están aplicando controles para evitar la propagación de la bacteria.

Se sabe que numerosas especies de insectos chupadores que se alimentan de xilema son vectores de la bacteria. La X. fastidiosa también cuenta con una amplia gama de plantas hospedadoras, entre las que se incluyen especies cultivadas y silvestres comunes.

Tweets

Últimos datos

En junio de 2019, la EFSA publicó una ficha de análisis de plagas sobre la Xylella fastidiosa. La ficha está concebida para ayudar a los Estados miembros a planificar sus actividades de análisis a través de la aplicación de un enfoque estadístico sólido y basado en el riesgo, de conformidad con las orientaciones internacionales sobre vigilancia.

El mes anterior, la EFSA había actualizado su evaluación del riesgo asociado a la X. fastidiosa para plantas y cultivos en la Unión Europea. La Comisión Técnica de Fitosanidad de la EFSA utilizó modelos informáticos para simular el modo en que la X. fastidiosa se propaga en distancias cortas y largas en diversas condiciones. La modelización puso de manifiesto la importancia de aplicar medidas de control para evitar una mayor propagación e incluso erradicar los brotes. También demostró la importancia de controlar los insectos que se sabe transmiten el patógeno en Europa y minimizar la demora entre la detección y la aplicación de las medidas de control. La evaluación confirma que sigue sin haber método conocido alguno de eliminar la bacteria de una planta enferma en condiciones de campo.

Hitos

2018

En septiembre de 2018, la EFSA publicó la última actualización de su base de datos de especies vegetales que hospedan a la Xylella fastidiosa. La lista actualizada incluye 563 especies vegetales identificadas mediante una nueva búsqueda bibliográfica y a partir de notificaciones a la red de interceptación fitosanitaria de la UE, EUROPHYT. La lista puede consultarse en forma de datos sin tratar a través del sitio Knowledge Junction de la EFSA, un depósito abierto de datos y materiales de apoyo de la Autoridad utilizados en las evaluaciones del riesgo en materia de seguridad alimentaria, o como una serie de informes interactivos.

En julio de 2018, la EFSA actualizó su clasificación de la plaga de X. fastidiosa, que previamente había formado parte de la evaluación del riesgo de plagas publicada en 2015. La Comisión Técnica de Fitosanidad de la EFSA concluyó que la X. fastidiosa cumple los criterios para ser considerada una plaga cuarentenaria en la UE.

2017

En abril de 2017, la EFSA elaboró un informe sobre la susceptibilidad de las variedades de olivo a la cepa apuliana de Xylella fastidiosa (subesp. pauca, cepa CoDiRO, ST53). En el informe se señalaba que los datos procedentes de los estudios experimentales de infectividad y de los estudios llevados a cabo en olivares apuntan a la tolerancia de la variedad Leccino al patógeno ST53. También se han identificado rasgos de tolerancia o resistencia en otras variedades de oliva, como la FS-17®.

En noviembre de 2017, la EFSA coorganizó una conferencia sobre los últimos avances científicos en materia de X. fastidiosa. Más de 250 expertos en fitosanidad de todo el mundo asistieron al acto organizado en Palma de Mallorca, España. El programa incluyó alrededor de 50 presentaciones en las que se analizaron aspectos como el conocimiento actual del patógeno, el modo de transmisión, la resistencia en las especies vegetales y las medidas de control.

2016

En febrero de 2016, la base de datos de plantas hospedadoras de la EFSA se actualizó para incluir 44 especies nuevas. La mayoría de las nuevas especies (70 %) se identificaron en el sur de Italia (Apulia), Córcega y el sur de Francia (Provenza-Alpes-Costa Azul).

El mes siguiente, la EFSA publicó un informe del Consejo Nacional de Investigación italiano sobre la gama de especies anfitrionas de la subespecie de X. fastidiosa CoDiRO que confirmó que tal subespecie causa el desecamiento rápido del olivo.

En abril, la EFSA concluyó que las investigaciones que se estaban llevando a cabo en Apulia habían demostrado que ciertos tratamientos reducen los síntomas de la enfermedad causada por la X. fastidiosa pero no eliminan el patógeno de las plantas infectadas.

Los expertos de la EFSA concluyeron en agosto que no se disponía de pruebas científicas que indicaran la presencia de diversos tipos de X. fastidiosa en Apulia. A continuación, revisaron los nuevos datos relativos a la clasificación de las especies Vitis (vid), Citrus, Quercus ilex (encina) y Phoenix roebelenii (palma enana ornamental) como plantas hospedadoras de X. fastidiosa.

2015

En enero de 2015, la EFSA publicó una evaluación completa del riesgo de plagas y una evaluación de las opciones de reducción del riesgo referida a la X. fastidiosa en la UE. El dictamen científico incluía una lista de plantas hospedadoras y vectores europeos de la bacteria. En marzo de 2015, la EFSA publicó un informe en el que se clasificaban las plantas para cultivo, excluidas las semillas, en función del riesgo de introducción de X. fastidiosa.

En abril, la EFSA respondió a la afirmación de una organización no gubernamental italiana de que una serie de hongos, en lugar de la X. fastidiosa, eran los principales agentes causales del declive del olivo en Apulia. La EFSA concluyó que no se disponía de pruebas científicas de que los hongos traqueomicóticos fueran la principal causa del desecamiento rápido del olivo en Apulia.

Un dictamen científico publicado por la EFSA en septiembre indicaba que el tratamiento con agua caliente (mediante el cual las plantas y partes de plantas destinadas a la plantación se sumergen durante 45 minutos en agua calentada a 50 °C) es un método fiable de control de la X. fastidiosa en vides destinadas a la plantación.

En noviembre de 2015, más de 100 científicos de todo el mundo asistieron a un seminario organizado por la EFSA para identificar las principales lagunas de conocimiento y debatir las prioridades de la investigación en materia de X. fastidiosa. El mismo mes, la EFSA evaluó los resultados de los estudios y experimentos en curso realizados en Apulia, en los que se concluye que no cabe descartar la vid como posible anfitriona de X. fastidiosa.

2014

Tras la publicación de la recomendación de la EFSA, en febrero de 2014, la Comisión Europea puso en marcha medidas de urgencia para combatir la propagación e introducción del microorganismo en la UE. Estas medidas se reforzaron en mayo y octubre de 2015.

2013

En octubre de 2013, se detectó Xylella fastidiosa en olivos de la provincia de Lecce, en Apulia, Italia. Se trató del primer brote de X. fastidiosa en condiciones de campo notificado en la Unión Europea. En noviembre del mismo año, la EFSA facilitó a la Comisión Europea asesoramiento científico urgente y asistencia técnica sobre la X. fastidiosa.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué es la Xylella fastidiosa?

La Xylella fastidiosa es un patógeno bacteriano que ataca las plantas transmitido por insectos que se alimentan de xilema. Se asocia a enfermedades graves en una amplia gama de especies vegetales de todo el mundo. Por ejemplo, causa la enfermedad de Pierce en la vid, la clorosis abigarrada del género citrus, la falsa riquetsia del melocotonero, la quemadura foliar del café, el síndrome de desecamiento rápido del olivo y otras enfermedades que afectan a árboles comunes como el ciruelo, el almendro, el roble y la adelfa.

2. ¿Dónde se encuentra la X. fastidiosa?

Las enfermedades causadas por la X. fastidiosa se registran en zonas tropicales, subtropicales y templadas. La bacteria está extendida en muchas zonas de América del Norte, Central y del Sur y ha llegado a Europa en los últimos años. Las inspecciones oficiales llevadas a cabo por los Estados miembros de la UE confirman que, hasta la fecha, su presencia se limita a Italia (sur de Apulia), Francia (Provenza-Alpes-Costa Azul y Córcega) y España (Islas Baleares), aparte de un caso aislado en un invernadero en Alemania (Sajonia).

3. ¿Cómo se infectan las plantas?

La X. fastidiosa coloniza la red xilemática de las plantas. La función principal de los vasos de xilema consiste en transportar agua desde las raíces de una planta hasta sus hojas, de modo que, cuando las bacterias colonizan la planta, los vasos de xilema se bloquean y la planta muere lentamente. Para llegar a un nuevo anfitrión, la X. fastidiosa tiene que ser transportada y transmitida por un vector; todos los insectos que se alimentan de xilema son posibles vectores, en tanto no se haya demostrado lo contrario. Los vectores más habituales en todo el mundo son el lorito (Cicadellinae), la afrófora (Aphrophoridae) y la chicharrita (Cercopidae). La espumadora (Espuma Philaenus) es actualmente la única especie confirmada como vector de la bacteria en Apulia.

4. ¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas varían desde el ennegrecimiento de las hojas hasta la muerte de las plantas. Los síntomas específicos, la secuencia y el ritmo de la infección varían debido a la amplia variedad de posibles plantas hospedadoras, la diversidad del patógeno y el nivel de infección, así como a las diferentes condiciones climáticas en las zonas donde se encuentra la bacteria. Numerosas plantas hospedadoras infectadas con X. fastidiosa pueden no manifestar síntoma alguno; otras plantas pueden presentar una intensa quemadura foliar y marchitarse hasta la completa desecación.

5. ¿Qué plantas son vulnerables al ataque de la bacteria?

La EFSA mantiene una base de datos de hospedadores conocidos, que actualmente comprende 563 especies vegetales (hospedadores infectados tanto natural como experimentalmente) de 82 familias botánicas. Sin embargo, no todas las especies vegetales enumeradas son sensibles a todos los «tipos» (subespecies o cepas) de X. fastidiosa e, incluso cuando tales especies se ven afectadas, no necesariamente se tornan sintomáticas. Además, incluso plantas pertenecientes a la misma especie pueden manifestar diferentes niveles de susceptibilidad, dependiendo de su variedad y condiciones de crecimiento. La identificación de especies anfitrionas asintomáticas es crucial, ya que estas pueden actuar como portadoras asintomáticas de esta bacteria en nuevas zonas y cultivos más sensibles.

6. Así pues, ¿hay más de un «tipo» de Xylella fastidiosa?

Sí. En la actualidad, se reconocen cinco subespecies de Xylella: fastidiosa, morus, multiplex, pauca y sandyi, que a su vez tienen sus propias variantes.

En Europa, la subespecie fastidiosa, asociada a la enfermedad de Pierce en la vid y a la quemadura foliar del almendro en América, se ha detectado en las Islas Baleares, en España, y en plantas aisladas de un invernadero en Alemania (Sajonia) y se ha interceptado en ciertos envíos de plantas de café importadas. La subespecie multiplex se ha detectado en Francia (Córcega y Provenza-Alpes-Costa Azul) y Baleares. La subespecie pauca, muy frecuente en Sudamérica, se ha detectado en Italia (Apulia), Baleares y en un brote aislado en Francia (Menton, Provenza-Alpes-Costa Azul).

Además, otra especie de Xylella, la Xylella taiwanensis, se da en Taiwán, donde causa la quemadura foliar del peral. La subespecie Xylella fastidiosa también está presente en Taiwán.

7. ¿Qué se está haciendo para evitar la propagación de la X. fastidiosa en Europa?

La Xylella fastidiosa está regulada en la UE como plaga cuarentenaria y su introducción y desplazamiento dentro del territorio de la Unión están prohibidos. Además, desde febrero de 2014 están en vigor medidas de urgencia en la UE para impedir su introducción y su propagación en el territorio de la Unión. En mayo de 2015, se introdujeron normas más estrictas sobre la base de una evaluación del riesgo de plagas de la EFSA, y aquellas se han actualizado periódicamente en cuanto se ha dispuesto de nueva información científica y técnica.

8. ¿Cuál es el papel de la EFSA?

La EFSA ha publicado numerosos informes y dictámenes científicos sobre la X. fastidiosa desde el inicio del brote en el sur de Italia, en 2013. En enero de 2015, la EFSA publicó una evaluación completa del riesgo de plagas y una evaluación de las opciones de reducción del riesgo referida a la X. fastidiosa en la UE. El dictamen científico incluía una lista de plantas hospedadoras y vectores europeos de la bacteria. Otro resultado importante fue la publicación en marzo de 2016 de un informe del Consejo Nacional de Investigación italiano sobre la gama de huéspedes de la X. fastidiosa CodiRO. Este informe fue el resultado de un proyecto piloto financiado por la EFSA con el objetivo de evaluar la gama de huéspedes de la cepa apuliana de X. fastidiosa. El hallazgo más importante fue la confirmación de que la subespecie pauca de la X. fastidiosa (cepa CoDiRO[1]) es el agente causal del desecamiento rápido de olivos observado en Apulia. Si desea obtener más información sobre el trabajo de la EFSA en este ámbito, consulte la sección «Trabajo llevado a cabo» en esta página.

[1] Complesso del Disseccamento Rapido dell’Olivo (traducción italiana del síndrome de desecamiento rápido del olivo).