Hidrocarburos de aceites minerales

Introducción

Los hidrocarburos de aceites minerales (MOH, por sus siglas en inglés) comprenden un grupo diverso de mezclas de hidrocarburos que contienen miles de compuestos químicos de diferentes estructuras y tamaños, derivados principalmente del petróleo crudo y, asimismo, producidos de manera sintética a partir del carbón, el gas natural y la biomasa. La composición química de la mayoría de las mezclas de MOH es desconocida y suele variar de un lote a otro; las especificaciones se expresan a menudo en términos de viscosidad, o «espesor», en relación con las aplicaciones de los productos y no en términos de su composición química. Estas mezclas de gran complejidad tienen una amplia variedad de usos industriales y domésticos. Existen diversas fuentes posibles de presencia de MOH en los alimentos: principalmente, materiales de envasado de alimentos, aditivos alimentarios, coadyuvantes tecnológicos y contaminantes ambientales tales como lubricantes.

El posible efecto de los MOH en la salud humana varía considerablemente; los MOH «aromáticos» pueden actuar como carcinógenos genotóxicos (es decir, pueden dañar el ADN, el material genético de las células, y causar cáncer), mientras que algunos MOH «saturados» pueden acumularse en los tejidos humanos y causar efectos adversos en el hígado. En la Unión Europea, ciertos MOH de viscosidades baja y media están autorizados para su uso como aditivos alimentarios.