Pasar al contenido principal

Encefalopatía espongiforme bovina (EEB)

La encefalopatía espongiforme bovina (EEB) es una enfermedad del ganado bovino. Pertenece a un grupo de enfermedades neurodegenerativas letales que afectan a los seres humanos y a los animales, denominadas encefalopatías espongiformes transmisibles (EET). Son causadas por la forma anómala de una proteína celular llamada proteína priónica (PrP). Desde el descubrimiento de la EEB en el ganado vacuno, solo se han confirmado dos casos en especies distintas del ganado vacuno: una cabra en Francia y una cabra en el Reino Unido.

La EEB fue descubierta por primera vez en 1986. Desde 1989, la Comisión Europea y los Estados miembros de la UE han establecido una amplia serie de medidas para gestionar el riesgo de EEB en la UE.

La EEB se presenta de tres formas diferentes: EEB clásica, EEB atípica de tipo H y EEB atípica de tipo L. La EEB clásica es la única forma que puede transmitirse a los seres humanos a través del consumo de carne contaminada, que provoca una variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, que fue diagnosticada por primera vez en 1996.

EEB clásica

La epidemia de EEB (conocida ahora como EEB clásica) comenzó en 1986 en el Reino Unido. En primer lugar fue un problema europeo y, posteriormente, mundial que afectó a los bovinos. Los estudios epidemiológicos sugirieron que el origen de la enfermedad en el ganado era un pienso que contenía proteínas procesadas infectadas de EEB (harina de carne y hueso).

Los síntomas comunes de la EEB clásica en el ganado bovino incluyen cambios de comportamiento, falta de coordinación, dificultad para caminar o levantarse, disminución de la producción de leche y pérdida de peso. No obstante, la enfermedad también se ha detectado en animales que no presentan síntomas.

Hitos

Julio de 2018 La EFSA publica un dictamen científico sobre el riesgo de EEB planteado por las proteínas animales procesadas (PAP) en los piensos.

Julio de 2017 La EFSA publica un dictamen científico sobre el origen de los 60 casos de EEB clásica notificados en bovinos nacidos después de que la UE prohibiera el uso de proteínas animales en la alimentación animal en 2001. Los expertos concluyeron que la alimentación contaminada era la fuente más probable de infección. Una segunda posibilidad era que los ingredientes de los piensos contaminados pudieran haber sido importados de países no pertenecientes a la UE. No pudieron descartar otras causas debido a la dificultad de investigar los casos individuales.

Julio de 2014: La EFSA desarrolla un protocolo de laboratorio sobre cómo realizar nuevos estudios para investigar la presencia del agente de la EEB atípica en tejidos de bovinos infectados.

Octubre de 2012: La EFSA presta asistencia científica y técnica sobre el tamaño mínimo de la muestra que debe someterse a prueba en caso de que se autorice un régimen anual de pruebas estadísticas de EEB enganado bovino sacrificado sano

Papel

El papel de la EFSA consiste en proporcionar asesoramiento científico independiente a los gestores del riesgo sobre todos los aspectos relacionados con la salud animal y la salud pública de la EEB en la UE. La mayor parte del trabajo de la EFSA se basa en las solicitudes de la Comisión Europea.

La EFSA ha llevado a cabo un exhaustivo trabajo sobre la EEB. La Comisión Técnica de Factores de Peligro Biológicos (BIOHAZ) ha prestado asesoramiento científico sobre diferentes aspectos relacionados con la EEBtales como:

  • La revisión del sistema de supervisión de la UE
  • La revisión del sistema de seguimiento de la EEB en países específicos
  • Evaluaciones de la infectividad en los tejidos de pequeños rumiantes (ovinos y caprinos) y en la EEB atípica
  • Riesgos asociados a los tejidos de origen animal que albergan la mayor parte de la infectividad (materiales especificados de riesgo). Riesgos asociados al uso de proteínas animales en piensos

Marco de la UE

En la UE existe un importante corpus legislativo para proteger a los seres humanos y a los animales frente a la EEB y otras EET animales. Todas las medidas de la UE en materia de EET animales están consolidadas en el Reglamento (CE) n.o 999/2001.

Las principales medidas en relación con la EEB incluyen las siguientes:

  • prohibición del uso de proteínas animales en los piensos con los que se alimenta a animales destinados a la producción de alimentos;
  • Sistema completo de seguimiento, incluida la inspección post mortem de animales en riesgo de más de determinadas edades.
  • Retirada obligatoria y destrucción de los tejidos con mayor riesgo de infecciosidad de la EEB, como el cerebro y la médula espinal de bovinos de más de una edad determinada.
  • Tras la detección de un caso positivo de EEB, la destrucción de la canal.

La Comisión Europea adoptó un documento de estrategia: la  Hoja de ruta 2 de la EET  sobre las encefalopatías espongiformes transmisibles para 2010-2015, que describe áreas en las que podrían realizarse cambios en las medidas relacionadas con las EET de la UE.

En algunas de estas áreas se han tomado medidas que han dado lugar a cambios en la legislación, gracias al éxito de los esfuerzos de la Unión Europea en la lucha contra las EET, como la EEB o la tembladera en ovinos y caprinos.