Peste porcina africana

Introducción

La peste porcina africana (PPA) es una enfermedad vírica que afecta a cerdos y jabalíes, y que suele ser mortal. No tiene vacuna ni cura, por lo que tiene graves consecuencias socioeconómicas en los países afectados. Los seres humanos no se ven afectados por la enfermedad.

Los síntomas típicos de la peste porcina africana son similares a los de la peste porcina clásica y, para distinguirlas, suele ser necesario un diagnóstico de laboratorio. Los síntomas consisten en fiebre, pérdida del apetito, falta de energía, abortos, hemorragias internas y hemorragias visibles en oídos e ijares. Puede incluso producirse la muerte súbita. Las cepas más agresivas del virus suelen ser mortales (la muerte se produce al cabo de diez días). Es posible que los animales infectados por cepas del virus de la peste porcina africana menos agresivas no muestren los síntomas clínicos típicos.

Transmisión y propagación

Los cerdos y jabalíes sanos suelen infectarse por:

  • Contacto con animales infectados, lo que incluye el contacto entre cerdos criados al aire libre y jabalíes.
  • Ingesta de carne o de productos cárnicos de animales infectados: residuos de cocina, piensos líquidos, jabalíes infectados (incluidos despojos).
  • Contacto con cualquier objeto contaminado por el virus, como ropa, vehículos y otros equipos.
  • Mordeduras de garrapatas infecciosas.

Los desplazamientos de animales infectados, los productos porcinos contaminados y la eliminación ilegal de los cadáveres de animales afectados son los medios más importantes de propagación de esa enfermedad.

¿Dónde se encuentra?

La peste porcina africana es endémica en el África subsahariana. En Europa, ha sido endémica en Cerdeña durante varias décadas. En 2007 se registraron brotes en Georgia, Armenia, Azerbaiyán y la parte europea de Rusia, Ucrania y Bielorrusia.

Brotes recientes en la Unión Europea

La enfermedad se propagó a la Unión Europea desde Rusia y Bielorrusia Lituania notificó por primera vez casos de peste porcina africana en jabalíes en enero de 2014. Siguieron Polonia en febrero de 2014 y Letonia y Estonia en junio y septiembre del mismo año. Los brotes se detectaron en su mayoría en explotaciones pequeñas y se contuvieron con relativa rapidez. La enfermedad sigue propagándose localmente entre los jabalíes, para los que la contención es más difícil.

African Swine fever storymaps
Mapas narrativos sobre la peste porcina africana
 

Últimos datos

En enero de 2020, la EFSA publicó su última actualización anual sobre la presencia de la peste porcina africana en la Unión Europea. Durante el período cubierto por el informe - noviembre de 2018 a octubre de 2019 - la República Checa quedó oficialmente libre de la enfermedad. Sin embargo, se confirmó la presencia de la peste porcina africana en Eslovaquia, lo que significa que sigue habiendo nueve países afectados en la Unión Europea. La zona afectada de la UE se amplió progresivamente, desplazándose principalmente en dirección sudoeste.

Momentos clave

Noviembre de 2019 – La EFSA publica una evaluación de riesgos de la peste porcina africana en Europa sudoriental. Concluye que mejorar la vigilancia, la comunicación y la colaboración son fundamentales para controlar la propagación de la enfermedad. La evaluación evalúa la posibilidad de propagación entre nueve países: Albania, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Grecia, Kosovo, Macedonia del Norte, Montenegro y Serbia.

Julio de 2018 – los expertos de la EFSA identifican estrategias de gestión del jabalí en diferentes fases de una epidemia de peste porcina africana: qué debe hacerse antes, durante y después.

2017– los expertos de la EFSA prestan asistencia a los países bálticos y a Polonia en el análisis de los datos epidemiológicos recogidos hasta septiembre de 2017.

Marzo de 2017– un análisis epidemiológico de la EFSA y los Estados miembros concluye que la peste porcina africana se está propagando lentamente por los países bálticos y Polonia.

2015 – los expertos recomiendan una combinación de diferentes medidas de gestión para reducir la propagación de la enfermedad entre los jabalíes. Entre ellas se encuentran la caza selectiva, la retirada de canales y una estricta prohibición de alimentación.

Marzo de 2014 – en su asesoramiento científico urgente realizado tras detectarse los brotes en Polonia y Lituania, los expertos concluyen que la caza no es una herramienta eficaz para reducir drásticamente las poblaciones de jabalí en Europa. Además, la alimentación artificial del jabalí podría incrementar tales poblaciones.

Abril de 2014 – los expertos declaran que el riesgo de que la peste porcina africana se torne endémica en Georgia, Armenia y Rusia ha pasado de moderado a alto desde 2010, año en que la EFSA llevó a cabo su última evaluación del riesgo. Además, el riesgo de propagación del virus en zonas no afectadas de estos países a través de carne, animales o vehículos contaminados sigue siendo elevado.

Marzo de 2010 – la EFSA evalúa el riesgo de que la enfermedad siga siendo endémica en los países vecinos de la UE (países del Cáucaso y Rusia), calificándolo como «moderado», y el riesgo de introducción de la enfermedad en la Unión Europea.

Julio 2010 – los expertos de la EFSA llegan a la conclusión de que las garrapatas son importantes en el mantenimiento del virus a nivel local pero no desempeñan una función activa en su propagación geográfica.

Papel de la EFSA

La Comisión Técnica de Salud y Bienestar de los Animales de la EFSA ofrece asesoramiento científico independiente sobre sanidad animal y cuestiones relacionadas con la seguridad alimentaria a los gestores del riesgo, a saber, la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y los Estados miembros.

Los expertos han proporcionado asesoramiento científico sobre la peste porcina africana en diversas ocasiones a lo largo de los últimos años. Ello ha incluido:

  • la evaluación del riesgo de introducción de la peste porcina africana en la Unión Europea;
  • el análisis de la función de los vectores, en concreto de las garrapatas, en la propagación de la enfermedad;
  • la prestación de asistencia a los Estados miembros en la normalización de los métodos de recopilación de datos;
  • la provisión de actualizaciones epidemiológicas: información sobre incidencia, distribución y posibles medidas de control.

Marco de la UE

La Unión Europea ha establecido medidas de prevención y control que deben aplicarse cuando se sospecha o se confirma la existencia de peste porcina africana en explotaciones o en jabalíes.