Recogida, normalización y análisis de los datos

Los datos son los «ingredientes» de las evaluaciones científicas.

La recogida de datos exactos, actualizados y comparables es un requisito previo para la evaluación fundamentada del riesgo y para las decisiones en materia de gestión del riesgo:

  • a través de la recogida de datos de países europeos y de otras fuentes podemos determinar, por ejemplo, qué alimentos están contaminados por bacterias o sustancias químicas y en qué niveles. Esta información, combinada con información fiable sobre el consumo de alimentos, permite a los evaluadores de riesgos calcular la exposición de los consumidores a un determinado riesgo.
  • La recogida de datos a escala de la UE también permite hacer un seguimiento de la eficacia de los programas de seguridad alimentaria, como la iniciativa de la UE encaminada a reducir la incidencia de la Salmonela en los pollos.

La EFSA lleva a cabo dos tipos de actividades de recogida de datos:

  • recogida continua de datos armonizados a escala de la UE para evaluar y vigilar las tendencias a lo largo del tiempo y apoyar las medidas de gestión del riesgo;
  • recogidas específicas en apoyo de evaluaciones del riesgo y de otras tareas.

Los principales ámbitos en los que recogemos datos son:

El Depósito de datos de la EFSA proporciona acceso a resúmenes estadísticos. Los datos son accesibles a través de cuadros, informes, gráficos, mapas y cuadros de indicadores que se actualizan periódicamente. También se puede consultar una lista de proveedores de datos.

Normalización

Para establecer un vínculo común con las diversas bases de datos de alimentos y piensos utilizadas por los países europeos, la EFSA ha desarrollado un sistema de clasificación de alimentos (FoodEx2) que normaliza la identificación y caracterización de alimentos y productos alimenticios.