Campylobacter

Introducción

Campylobacter es una bacteria que puede causar una enfermedad llamada campilobacteriosis. Con más de 246 000 casos en seres humanos al año, se trata de la enfermedad transmitida por alimentos más frecuente en la UE. Sin embargo, se cree que el número real de casos está más cerca de los nueve millones cada año. La EFSA estima que el coste de la campilobacteriosis en los sistemas de salud pública y la pérdida de productividad en la UE se sitúan en torno a los 2 400 millones de euros al año.

La campilobacteriosis es una enfermedad zoonótica, es decir, una enfermedad o infección que puede transmitirse directamente o indirectamente entre animales y seres humanos.

Los síntomas habituales son fiebre, diarrea y calambres abdominales. La carne de ave cruda está contaminada frecuentemente con Campylobacter, ya que esta bacteria puede vivir en el intestino de las aves sanas. También se encuentra en los ganados porcinos y bovinos. La fuente de infección más común es comer carne de pollo poco cocinada, o alimentos listos para el consumo que han estado en contacto con pollo crudo. En sus evaluaciones, la EFSA ha comprobado que los pollos y la carne de pollo pueden representar directamente entre el 20 y el 30 % de los casos en seres humanos.

La manipulación segura de la carne cruda y de otros ingredientes crudos, la cocción a fondo y una buena higiene en la cocina pueden prevenir o reducir el riesgo que representan estos alimentos contaminados.

Últimos datos

La campilobacteriosis es la enfermedad zoonótica más comúnmente notificada en la UE, según el más reciente informe European Union One Health 2018 sobre zoonosis publicado por la EFSA y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC). En 2018, los Estados miembros notificaron 246 571 casos. La mayor incidencia se detectó en la carne de pollo (37,5 %) y la carne de pavo (28,2 %).

En 2020 los expertos de la EFSA actualizaron y revisaron opciones de control en las granjas para la bacteria Campylobacter en pollos de engorde.

Papel

Con el fin de proteger a los consumidores de esta amenaza para la salud pública, la UE ha adoptado un enfoque integrado de la seguridad alimentaria de la granja a la mesa. El enfoque consiste tanto en la evaluación del riesgo como en la adopción de medidas de gestión del riesgo en las que participan todos los agentes clave: los Estados miembros de la UE, la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, la EFSA y el ECDC. El enfoque se fundamenta en una comunicación de los riesgos oportuna y eficaz.

La EFSA desempeña un papel importante en la protección de los consumidores frente a esta amenaza para la salud pública prestando apoyo y asesoramiento científico independiente sobre aspectos relacionados con la seguridad alimentaria de la Campylobacter.

Recopila y analiza datos sobre la prevalencia de la Campylobacter, evalúa los riesgos que plantea la bacteria y asesora sobre las posibles opciones de control y mitigación.

La EFSA cuenta con la ayuda de su red de datos de vigilancia de zoonosis, una red paneuropea de representantes nacionales y organizaciones internacionales que ayudan a la EFSA a través de la recopilación y la puesta en común de información sobre zoonosis en sus respectivos países.

Control anual de la Campylobacter en animales y alimentos

Los datos a escala de la UE sobre la presencia de Campylobacter en la cadena alimentaria y sobre la prevalencia de la infección animal y humana se recogen y analizan en los informes resumidos anuales de la UE elaborados por la EFSA y el ECDC. Los datos de control se utilizan junto con otra información para evaluar los avances logrados en los Estados miembros de la UE en la reducción de la prevalencia de la bacteria.

Estudios a escala de la UE sobre la prevalencia de la Campylobacter

La EFSA elabora informes de estudios de referencia a escala de la UE sobre la prevalencia de la Campylobacter en alimentos y animales destinados a la producción de alimentos, como los pollos, y sobre los factores de riesgo que contribuyen a la prevalencia de la Campylobacter en poblaciones animales. Los evaluadores del riesgo, como la Comisión Técnica de Factores de Peligro Biológicos de la EFSA, se sirven de los resultados para proporcionar estimaciones de riesgo, mientras que los gestores del riesgo los emplean para definir posibles opciones de control u objetivos de reducción.

Evaluaciones del riesgo y recomendaciones

La Comisión Técnica de Factores de Peligro Biológicos de la EFSA ofrece asesoramiento científico sobre las opciones de control a petición de los gestores del riesgo o por propia iniciativa. En sus evaluaciones, la EFSA ha concluido, entre otras cuestiones, que el cumplimiento de los objetivos de reducción establecidos para la Campylobacter en manadas de pollos de la UE reduciría significativamente el riesgo de contaminación humana

Marco de la UE

El seguimiento y el control de las enfermedades transmitidas por los alimentos, así como los requisitos de higiene alimentaria y los criterios de seguridad de los productos alimentarios, están regulados por la legislación de la UE. Para ampliar la información sobre el marco reglamentario, véase el tema en enfermedades zoonóticas transmitidas por los alimentos.

Hitos

2020 los expertos de la EFSA actualizan y revisan las opciones de control en las explotaciones de la Campylobacter en pollos de engorde, identificando las más eficaces y evaluando las ventajas y desventajas de cada medida.

2015 En su dictamen científico sobre los riesgos para la salud pública asociados a la leche cruda en la UE, los expertos de la EFSA concluyen que la leche cruda puede ser una fuente de bacterias nocivas, principalmente Campylobacter, Salmonella, y de la toxina Shiga que produce Escherichia coli (STEC).

2011 La EFSA ofrece asesoramiento para la reducción de la Campylobacter en la carne de pollo. Entre las recomendaciones se incluían medidas previas al sacrificio que podrían reducir el riesgo para la salud pública en un 50 %, medidas de producción de carne que podrían reducir el riesgo para la salud pública en un 90 % o más, y una evaluación de la eficacia para alcanzar los objetivos de reducción establecidos.

2010 La EFSA publica una evaluación de los factores que pueden contribuir a la propagación de la Campylobacter en pollos vivos y carcasas de pollo en la UE. Los expertos recomiendan que los programas de control se basen en un enfoque integrado que aborde tanto las granjas avícolas como el proceso de sacrificio. Otros estudios a nivel nacional también podrían permitir una mejor identificación de los factores de riesgo para las infecciones por Campylobacter en cada país.

2010 La EFSA proporciona asesoramiento sobre en qué medida la carne de pollo de engorde (pollo) contribuye a los casos humanos de campilobacteriosis. Los expertos concluyen que la manipulación, la preparación y el consumo de carne de pollo de engorde pueden representar directamente entre el 20 y el 30 % de los casos de campilobacteriosis humana en la UE.

2007: el Grupo de Expertos de la EFSA para la Recopilación de Datos sobre Zoonosis propone un programa de seguimiento coordinado para la Campylobacter en la carne de pollo en la UE.

2005- la EFSA publica un dictamen sobre la Campylobacter en animales y alimentos en el que se identifica la carne de ave como una fuente importante de campilobacteriosis.