Cómo trabajamos

La mayor parte del trabajo de la EFSA se lleva a cabo en respuesta a las solicitudes de asesoramiento científico de la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la UE.

También llevamos a cabo trabajo científico por iniciativa propia, con el objetivo concreto de examinar problemas emergentes y nuevos riesgos y actualizar nuestros métodos y enfoques de evaluación. Denominamos a estos procesos « autoasignación de tareas ».

  • La EFSA organiza su programa de trabajo, anual y plurianual, con arreglo a las prioridades acordadas con la Comisión Europea y con otros socios y teniendo en cuenta los recursos disponibles​​​​​​​.
  • Llevamos a cabo una consulta minuciosa para asegurarnos de que nuestro programa complemente los de nuestros socios, en concreto autoridades nacionales y organismos de seguridad alimentaria de los Estados miembros de la UE, y evitar la superposición y duplicación de trabajo y esfuerzos.
  • El asesoramiento científico de la EFSA lo proporcionan principalmente sus Comisiones Técnicas Científicas y su Comité Científico, cuyos miembros son designados mediante un procedimiento de selección abierto.
  • El personal de la EFSA también puede producir resultados científicos en nombre de la Autoridad, a saber, revisiones inter pares de la evaluación de sustancias activas en plaguicidas o respuestas a solicitudes urgentes de asesoramiento. El personal de la EFSA también supervisa y analiza la información y los datos sobre peligros biológicos, contaminantes químicos, consumo de alimentos y riesgos emergentes.

La EFSA se atiene a una serie de principios y prácticas dirigidos a garantizar la excelencia de nuestro trabajo. Algunos de ellos son:

  • El compromiso con la apertura y la transparencia en todo nuestro trabajo​​​​​​​.
  • El desarrollo de un conjunto exhaustivo de buenas prácticas de evaluación del riesgo para orientar a nuestros expertos del Comité Científico y las Comisiones Técnicas Científicas.
  • Un sistema de gestión de la calidad (SGC) que supervisa y refuerza continuamente la calidad del trabajo científico de la EFSA. Esto incluye la autoevaluación y sistemas de gestión de las observaciones de los clientes que garantizan que los procesos científicos se desarrollen de manera coherente y mejoren continuamente. El SGC de la EFSA ha obtenido el certificado ISO 9001:2015, la norma internacional relativa a la gestión de la calidad.
  • Revisiones e inspecciones realizadas por un auditor interno que informa al Comité de Auditoría del Consejo de Administración de la EFSA, el cual asesora a su vez a la alta dirección sobre posibles mejoras en las prácticas de trabajo.
  • Evaluación externa: El Reglamento constitutivo de la EFSA obliga a la Autoridad a encargar la realización de evaluaciones externas independientes de su trabajo y sus prácticas de trabajo. Basándose en estas evaluaciones, el Consejo de Administración formula recomendaciones sobre los futuros planes y estrategias de gestión de la EFSA. La última evaluación tuvo lugar en 2017-2018. En marzo de 2017 se presentó una convocatoria de licitación para llevarla a cabo.
  • Un sistema de gestión de salud, seguridad y medio ambiente (SSMA), cuyo objetivo consiste mejorar continuamente las condiciones de trabajo y garantizar la sostenibilidad de las actividades. Las auditorías periódicas llevadas a cabo por terceros certifican que el sistema se atiene plenamente a las normas y los reglamentos pertinentes en este campo (a saber, BS-OHSAS 18001:2007, ISO 14001:2015 y Reglamento EMAS).

Además, la Autoridad está jurídicamente obligada a cumplir la legislación de la Unión Europea en cuestiones como el acceso del público a los documentos.